• General,  Miscelanea,  Nuestros valores

    Masonería: mitos de poder y manipulaciones

    La masonería es con frecuencia el blanco de las más disparatadas teorías conspirativas, que le atribuyen planes oscuros y ocultos, fruto de manipulaciones torticeras e interesadas de nuestras características simbólicas y rituales. Hace unas semanas, nuestros compañeros de Ceuta escribieron un artículo al respecto en el periódico, el cual traemos aquí para arrojar luz sobre esta cuestión:

    En tiempos de convulsión, quienes provocan que las brechas sociales se acrecienten se afanan en procurar desviar la atención hacia enemigos imaginarios. Para ello, fabrican verdaderas cabezas de turco que, a base de hábiles manipulaciones, se transforman en el blanco de la ira popular. De puro manual. La historia lo demuestra.

    Como estas situaciones suelen ser tristemente cíclicas, los tiempos actuales que nos han tocado vivir son propicios para sufrir de nuevo estos furibundos ataques con la clara misión de ser tupidas cortinas de humo.

    Las consecuencias de manipulaciones vuelven a estar lamentablemente de actualidad.

    Leo Taxil escribió una publicación conspiranoica -más tarde admitida- cuyas premisas siguen usándose.

    Las dianas también y por desgracia, la Francmasonería es el objetivo recurrente de quienes han interiorizado el mensaje de la intolerancia.

    Acusados de mil y una conspiraciones a cual más falsa, absurda o estrambótica, los Francmasones siguen, así a pesar de tanta difamación, trabajando por una sociedad en la que la Libertad sea la base, la Igualdad el medio y la Fraternidad el fin.

    Si bien la avalancha de mentiras que suele arrojarse sobre la Francmasonería es tan inventada como disparatada, parece que los rancios soniquetes del tipo “complot judeomasónico” o “dominan el mundo” están más interiorizados en toda Europa de lo que algunos hubiesen podido pensar.

    ¿Pero, cuál es la supuesta relación de los Francmasones con un poder oculto?

    La Constitución del Gran Oriente de Francia, potencia masónica a la que pertenecen los Triángulos Hércules de Ceuta y Cierzo de Zaragoza, deja muy claras sus intenciones desde el artículo 1º de su Constitución.

    La Francmasonería, institución esencialmente filantrópica, filosófica y progresiva, tiene por objeto la búsqueda de la verdad, el estudio de la moral y la práctica de la solidaridad; trabaja por el mejoramiento material y moral y el perfeccionamiento intelectual y social de la Humanidad.

    Tiene por principios la tolerancia mutua, el respeto a los otros y a uno mismo, la libertad absoluta de conciencia.

    Considerando las concepciones metafísicas como del dominio exclusivo de la apreciación individual de sus miembros, rechaza toda afirmación dogmática.

    Concede una importancia fundamental a la laicidad. Tiene por divisa: Libertad, Igualdad, Fraternidad.

    La respuesta a la pregunta anterior se responde por sí sola: todo intento de ensuciar el nombre de la Francmasonería siempre ha sido, y continúa siendo, pura patraña malintencionada que esconde otras intenciones.

    ¿Qué interés existe entonces en potenciar estos ataques?

    El librepensamiento que impera en la Francmasonería sólo persigue y trabaja por la emancipación del ser humano y el crecimiento personal mediante el estudio, la investigación y el análisis.

    manipulaciones franco antimasoneria
    Jakin Boor, pseudónimo de Francisco Franco en su panfleto antimasónico.

    Para explicarlo quizás sólo bastaría evidenciar que estos argumentos son los que siempre utilizan todos los regímenes totalitarios (desde Stalin hasta Pinochet pasando por Pétain, Hitler o Franco), o por quienes defienden las argumentaciones basadas en la intolerancia, como hace la extrema derecha. Si esto aún no fuera suficiente, un sucinto análisis del momento en el que se producen estas difamaciones y manipulaciones nos llevaría a concluir que, para cubrir las grandes crisis, el furibundo ataque a los masones ha sido (y es) práctica común con el fin de presentar a los francmasones como los cabeza de turco ideales para desviar la atención de la cruel realidad y concentrar la ira que provoca la desigualdad hacia un enemigo imaginario. El truco clásico.

    Entonces, ¿por qué tanta referencia a un supuesto (y falso) poder de la Francmasonería sobre la sociedad y, sobre todo, por qué tanta propaganda difamatoria en torno a una conspiración masónica para controlar el poder?

    Quienes integramos la Francmasonería procedemos de todos los estratos sociales, profesiones, creencias (o no creencias) o ideologías, pero tenemos en común un mismo reto: contribuir al progreso de la Humanidad mediante el ejercicio del librepensamiento. Ejemplos no faltan.

    Desde la creación de la Escuela Moderna de Francisco Ferrer i Guardia (fusilado en 1909 por haber osado poner en práctica una Educación laica y racionalista), pasando por el activismo de Martin Luther King por la igualdad de los seres humanos independientemente del color de su piel, el trabajo altruista del que fuera alcalde de Ceuta, Antonio López Sánchez Prados (fusilado en las playas de Ceuta, concretamente en el Tarajal, el 5 de septiembre de 1936) o la visión de Henri Laugier (francmasón del Gran Oriente de Francia) que redactó en 1947 la Declaración Universal de los Derechos Humanos de la ONU, todos han tenido el mismo norte: trabajar por un mundo nuevo en el que no existan segregaciones por sexo, religión o cualquier otra circunstancia. Y en esas seguimos las y los que integramos la Francmasonería y, más concretamente, los Triángulos del GODF.

    Por ello, cuando mezquinamente se quiere mezclar la Francmasonería con supuestas conspiraciones de opereta sólo se evidencia que, efectivamente, los Francmasones son capaces de trabajar todos en común, sin distinción de sexo, creencia o condición social, para transformar la utopía en realidad. Evidenciar las desigualdades sociales y ofrecer alternativas nunca ha sido bien recibido por los intolerantes de turno.

    Aunque quizás la clave la diese el malogrado escritor estadounidense John Kennedy Toole cuando, en su obra “La conjura de los necios”, subrayaba que “cuando en el mundo aparece un verdadero genio puede identificársele por este signo: todos los necios se conjuran contra él”.

    En todo caso, una cosa está clara: con más de 300 años de historia, la Francmasonería va a continuar trabajando por el progreso de la Humanidad, guste o no a quienes manipulan impunemente para siempre sacar tajada de los más vulnerables. Las tinieblas, los retrocesos, los dogmas y las manipulaciones son, desde siempre, patrimonio de quienes optan por los grilletes como constante oposición a la libertad. Sólo hace falta querer verlo…

    Publicación original: https://elfarodeceuta.es/francmasoneria-mitos-poder-manipulacion/

  • Nuestros valores

    Legado Ritual – Ser Gran Oriente de Francia (y 3)

    Trataremos la cuestión ritual para finalizar esta serie de artículos (Parte 1Parte 2) sobre qué supone formar parte del Gran Oriente de Francia. Veamos la estrecha relación histórica de nuestra federación con algunos de los ritos más extendidos en la masonería alrededor del globo.

    Legado y continuación ritual

    El Gran Oriente de Francia es depositario y custodio de la más antigua tradición ritual conocida de la masonería especulativa. Esta afirmación puede resultar muy osada, pero sin entrar en detalles (que se pueden alargar hasta el infinito y provocar disputas eternas), podríamos resumir el periplo así:

    En 1717 cuatro logias de Londres decidieron unirse en la primigenia Gran Logia de Inglaterra. Todas ellas tenían unos usos rituales muy similares. En menos de una década, como hemos visto, algunos miembros de esta obediencia cruzaron el Canal de La Mancha y se establecieron en Francia, donde las logias que acabarían conformando el Gran Oriente de Francia han empleado esos rituales initerrumpidamente hasta hoy en día.

    mandil ritual masonería
    Mandil de Elegido Escocés
  • Nuestros valores

    Democracia masónica – Ser Gran Oriente de Francia (2)

    En el anterior artículo comentábamos que hay una serie de implicaciones en su historia que hacen del Gran Oriente de Francia un referente indiscutible de la masonería a nivel mundial.

    Valores democráticos

    Votación democracia  blanco y negro
    Las votaciones se realizan mediante bolas blancas (a favor) y negras (en contra)

    La primera de esas implicaciones tiene que ver con los valores que propugna, defiende y practica el GOdF. La tríada Libertad-Igualdad-Fraternidad sólo puede aplicarse desde la participación democrática.

    Como hemos visto, la organización del Gran Oriente de Francia se aleja mucho de la imagen del maestro de logia vitalicio, apoltronado en el cargo durante años y años sin que exista una renovación.

    Este cambio -revolucionario en su momento- fue posible gracias a la introducción de la más absoluta y estricta democracia en las logias.

  • Nuestros valores

    Ser GODF

    El Triángulo Cierzo forma parte del Gran Oriente de Francia, un colectivo con más de 50.000 miembros repartidos en más de 1300 logias en los cinco continentes.

    Más allá de las cifras, formar parte del Gran Oriente de Francia supone participar activamente en una federación de logias masónicas con un perfil concreto, fruto de los casi 250 años de existencia initerrumpida y de su afán en ser siempre vanguardia en el desarrollo de libertades individuales y progreso social.

    Un poco de historia

    La historia de la Francmasonería es tan rica como compleja. Aunque se toma como fecha de inicio el 24 de junio de 1717 con la reunión de 4 logias londinenses, parece ser que existía una protomasonería bien implantada ya en el naciente Reino Unido desde mediados del siglo XVII.

  • Nuestros valores

    Nuestros principios

    La Francmasonería, institución esencialmente filantrópica, filosófica y progresiva; tiene por objeto  la búsqueda de la verdad, el estudio de la moral y la práctica de la solidaridad. Trabaja por la mejora material y moral y el perfeccionamiento intelectual y social de la Humanidad.
    Tiene por principios la tolerancia mutua, el respeto a los demás y a uno mismo y la libertad absoluta de conciencia.
    Considerando las concepciones metafísicas del dominio exclusivo de la apreciación individual de sus miembros, rehúsa toda afirmación dogmática.
    Otorga una importancia fundamental a la Laicidad.

    Tiene por divisa: Libertad, Igualdad y Fraternidad.

    Este es el artículo primero de los reglamentos generales de Gran Oriente de Francia, que reúne en esencia todo aquello que se supone a la masonería adogmática. Tanto es así que, desde su redacción por parte de nuestros predecesores hace más de 150 años, ha sido adoptado como modelo por infinidad de entidades masónicas de todo el mundo.

    El ser humano es el principal punto de interés de la masonería

    Es por ello que nuestra institución se define como filantrópica. Ello implica que nuestros esfuerzos están enfocados a un desarrollo integral, tanto del individuo como de la humanidad en su conjunto.

    Para ello, los masones se sirven del intercambio libre y respetuoso de ideas. Este intercambio se produce en el marco de nuestras reuniones (llamadas internamente tenidas). Se basa en una reflexión personal y su posterior debate sobre diversos temas de interés colectivo, ya sean estos en clave interna (p. ej. historia o simbolismo masónico) o externa (p. ej. desarrollo sostenible, laicidad, etc.).

  • Nuestros valores

    Somos Cierzo

    Sobre nuestras tierras sopla un viento. Un viento procedente de las alturas, de los montes de los Pirineos. Esas alturas inmateriales, desencarnadas e ideales.

    Caminando desde las cumbres. Las cumbres desoladas, etéreas y sutiles que arañan el firmamento. Trayendo con él algo del más allá. Algo de sabiduría, algo de espiritualidad y algo de eternidad.

    Lo podemos llamar espíritu. O alma. O esencia. Poco importa. Porque se aproxima.Impetuoso. Vehemente y fogoso.

    Pasando por los bosques, los valles y los pueblos. Atormentando sin cesar todo y nada. Frondosos robles, salvajes rebaños o solitarios campanarios. El espíritu sopla por allí.

  • Actividades,  Cuestiones internas,  Noticias y comunicados,  Nuestros valores

    Arte y Cultura contra la barbarie

    Por primera vez desde la creación del Triángulo Cierzo, publicamos un documento que sintetiza los debates llevados a cabo dentro de nuestro templo durante el curso masónico.

    Sobre la Paz y los Derechos Humanos

    Tal como avanzamos en el mes de noviembre, durante estos meses hemos focalizado nuestros debates humanísticos en la temática de la paz y los Derechos del hombre, con la pregunta que da título al informe como hilo conductor.

    La diversidad y riqueza de opiniones expresadas en el transcurso de las reuniones han dado lugar a un texto que las recoge todas ellas, en un ejercicio de consenso, busqueda de complementariedad y capacidad de «unir lo disperso».

    Además de los miembros del Triángulo Cierzo, este informe recoge también la opinión de masones amigos que nos han visitado y han participado activamente en nuestros debates.

  • Nuestros valores

    La masonería en ocho minutos (vídeo)

    Hace unos días compartíamos el vídeo del capítulo primero de las animaciones que ha producido el GOdF. Hoy traemos a este espacio la versión completa (sonido en francés subtitulado en español), que incluye los tres capítulos editados: Tres siglos de História, El GOdF: una institución humanista,una federación de logias y ¿Quiénes son los masones del GOdF y qué hacen?.

    En menos de ocho minutos de divertidas animaciones hace un repaso a la historia de la masonería y el GOdF, mostrando qué se hace dentro de nuestros talleres, quién puede ser una persona iniciada y en qué ha contribuido el GOdF.

  • Cuestiones internas,  Nuestros valores

    Respondemos a las preguntas más habituales

    Hay ciertas preguntas recurrentes que siempre aparecen durante las entrevistas que los masones mantenemos con quienes se interesan por nuestra organización. Son aquellas que giran entorno a la actividad cotidiana dentro de la logia y del aprendiz recién aceptado. Respondemos aquí a las más habituales.

    (Recomendamos dar un vistazo al Léxico masónico)

    1. ¿Qué hacéis los masones?

    El universo masónico gira entorno a símbolos y rituales, que nos sirven como referencias en las que proyectamos valores y principios morales. Estoa símbolos proceden principalmente del ámbito de la construcción debido al propio origen de la masonería, que proviene de los gremios medievales de albañiles. Así, los masones tenemos como objetivo la construcción de un templo a la virtud mediante el empleo de herramientas simbólicas: el nivel representa la igualdad; el mazo la inteligencia que guía la acción, que es el cincel, etc…

  • Nuestros valores

    Nuestro Triángulo, Nuestra Logia

    triangulo-manosComo semilla de una futura logia, el Triángulo Cierzo tiene entre sus principales cometidos la celebración de reuniones periódicas. En éstas, tiene especial importancia la lectura de planchas, trabajos redactados por los miembros que sirven de base al debate.

    Mostramos hoy a nuestros lectores una de ellas, realizada y leída por un miembro de nuestro Triángulo en fechas recientes. Hemos dedicido publicarla por lo interesante de su temática y planteamientos, ya que supone una auténtica declaración de intenciones, no ya individual, sino del colectivo que formamos parte del Triángulo Cierzo, dejando claras nuestras aspiraciones y la manera de llegar a ellas.

    Nuestro Triángulo, Nuestra Logia

    Comenzamos de manera autónoma una andadura de la que espero cada uno obtenga aquello que anhela. En lo que a mí respecta, sólo espero encontrar un  entorno adecuado en el que poder  trabajar con fraternidad  y  de modo reglado al objeto de alcanzar un progreso personal y espiritual..

    Debemos trabajar con intensidad y compromiso, con el propósito de que el crecimiento y la satisfacción que nos produzca trabajar en este triángulo sean de  tal magnitud  que eclipse todas aquellas ideas y pensamientos que por su naturaleza contribuyen a alejarnos de nuestro ideal.

    Espero que lo que lo que cada uno de los integrantes de este triángulo hayamos venido a buscar sea algo homogéneo dentro de nuestra diversidad y  sólo os pido que, tras lectura de esta plancha, cada uno de vosotros manifestéis sin ambigüedad y con valentía aquello que consideréis oportuno para evitar el fracaso de este proyecto.

    En lo que a mí respecta, me uno a este proyecto con cautela pero a la vez  con determinación sin dobleces, sin cargas emocionales y en la confianza de que vosotros abordáis el proyecto del mismo modo. Sé que todos tenemos ganas de trabajar en la creación de una logia joven, libre y fraternal.

    Seamos como Miguel Ángel con su capilla Sixtina

    Seamos cautos, planifiquemos bien la  construcción antes de colocar las primeras piedras. Comprobemos el estado del  terreno, saneémoslo si no es de suficiente calidad y aportemos tierras de calidad hasta tener un terreno firme y compacto  donde poder edificar con seguridad.

    Planeemos la construcción sin presión, siendo conscientes de que cualquier problema en la cimentación se hará más y más evidente a medida que la construcción aumente de tamaño.

    Construyamos sin prisa pero sin pausa, no somos una oficina de reclutamiento ni un club de amigos. somos el germen de un proyecto  masónico que está por encima de nuestra individualidad y que perdurará de un modo u otro cuando nosotros nos hayamos ido.

    Nuestra responsabilidad es la de construir con honestidad, desde nuestra libertad, para sentirnos orgullosos de que nuestra contribución a la masonería está por encima de intereses partidistas.

    Para cumplir con nuestros fines es necesario ser visibles, pero también discretos

    Creemos un espacio fraternal en el que todos podamos sentirnos a gusto, seamos sutiles y no creemos reglas de convivencia a nuestra medida. Creemos un espacio plural donde tan aceptable resulte una idea conservadora como una progresista, evitemos los personalismos y sobre todo  no nos empeños en dar agua a quien no tiene sed.

    Seamos masones, seamos valientes y, desde nuestra  honestidad,  afrontemos  nuestras  diferencias con  fraternidad, pues sólo así conseguiremos ser fieles a nuestro propósito de formar una logia libre y fraternal.

    En Zaragoza, a 20 de abril de 2017