Las estadísticas del ministerio del Interior confirman lo que muchos presentimos desde hace algún tiempo: han aumentado los actos antisemitas. Frente a este fenómeno inadmisible, el Gran Oriente de Francia expresa su extrema indignación.

Denunciamos el uso de las más viles palabras en un contexto de violencia que pone en peligro el contrato democrático. El racismo, el antisemitismo, la xenofobia y el antiparlamentarismo son las múltiples facetas del fanatismo y de el odio maquillados como discurso político.

Frente a esta deriva, amplificada por las redes sociales y el anonimato que proteje a los cobardes, el Gran Oriente de Francia invita a todos los ciudadanos y ciudadanas a considerarse garantes de los valores democráticos y republicanos*. Anima a usar todos los medios legales disponibles para refrenar el crecimiento de comportamientos y discursos que insultan a nuestro país, su historia y sus combates en favor de los derechos del Hombre.

La historia ya nos lo ha enseñado: el silencio de hoy es el crimen de mañana

Paris, el 15 de febrero de 2019.

Gran Oriente de Francia

*El comunicado hace referencia a los últimos acontecimientos ocurridos en Francia. En este contexto, se refiere a la divisa Libertad-Igualdad-Fraternidad

De Orlando a Magnanville, un fanatismo terrorista, racista y homófobo se ha cebado en hombres y mujeres cuyo único crimen es servir al interés general o vivir su vida como desean.

La falaz división de la humanidad entre santos e impíos pone en peligro el futuro de las civilizaciones. Expresa una regresión contra la que deben movilizarse todos los artífices de la libertad.

En estas trágicas circunstancias, el Gran Oriente de Francia manifiesta su más profunda compasión a las familias heridas y las que están de luto.

París, a 14 de junio de 2016

godf-masacre de Orlando