Nuestras propuestas laicas. | Triángulo Cierzo - Zaragoza
Declaration_of_the_Rights_of_Man_and_of_the_Citizen_in_1789

La Declaración Universal de los Derechos Humanos garantiza la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión.

Pensamos que es importante asumir los valores de un estado laico, democrático y solidario

En nuestro país se confunde permanentemente el laicismo con el anticlericalismo, pero son conceptos totalmente distintos: el laicismo no es una opción social, es la garantía que todas las opciones sociales caben en democracia.

El laicismo es la corriente de pensamiento que defiende una sociedad organizada de forma independiente a las confesiones e ideas religiosas, por lo tanto no admite las razones religiosas en el ordenamiento jurídico ni en la administración.

En España vivimos, según nuestra constitución, en un estado aconfesional

Esta definición es poco concluyente, dado que el estado laico se opone al estado confesional, siendo el aconfesional un concepto que parece que quiere englobar sin conseguirlo a los partidarios del estado laico y a los partidarios del estado confesional, provocando disfunciones en este área.

En las instituciones no es admisible que se den casos de falta de profesionalidad y de compromiso con la sociedad de las personas al servicio de las administraciones públicas por sus ideas religiosas personales. Hemos conocido casos de funcionarios poniendo trabas a tramites o servicios solicitados por los ciudadanos porque contravenían sus convicciones religiosas. Del mismo modo, hemos visto a ciudadanos reclamar cambios en los servicios públicos porque estos, a su vez, eran contrarios a sus costumbres y usos derivados de su fe.

Queremos que los municipios, comarcas, provincias de Aragón, así como las demás entidades publicas articulen normativas para salvaguardar la separación entre fe e instituciones, con las colaboraciones lógicas de tradiciones culturales, festividades y otras manifestaciones, que si bien tienen origen en la fe, hoy en día son expresiones populares.

“El laicismo es el ideal de emancipación de la esfera pública con respecto a cualquier poder religioso o, en un sentido más amplio de toda tutela del Estado que, siendo democrático, ha de ser de todos y no sólo de unos algunos.”

Henri Peña-Ruiz (filósofo y escritor francés. Catedrático de filosofía en la Escuela de Estudios Políticos de París)

Deja un comentario