• caballeros de la noche cuadro logia

    Las logias masónicas en Aragón y Zaragoza (II) – Caballeros de la Noche (1869-1886)

    Entre la primera logia establecida en Zaragoza, San Juan de la Unión Sincera en 1813 y los inicios de la logia «Caballeros de la Noche» pasan más de 50 años de duras convulsiones sociales y políticas en España sin constancia de masonería en Aragón.

    Desde el final de la Guerra de Independencia (1808-1814) hasta los primeros datos que se tienen de la logia «Caballeros de la Noche» (afiliada al Gran Oriente Lusitano Unido) se suceden varios eventos clave. La reposición de la monarquía absolutista con la intervención de los Cien mil Hijos de San Luis y el reinado de Fernando VII y la vuelta de una inquisición férrea, que no solo abordaba aspectos religiosos sino que se entrometió de lleno en cuestiones políticas.

    Además, a la muerte de Fernando VII, y debido a la fragmentación social por la derogación de la Ley Sálica a favor de su hija Isabel II, se sucedieron desde 1833 un total de tres guerras que enfrentaron a carlistas con isabelinos por el trono de España. Estas guerras marcarían la distinción entre conservadores y liberales, que se mantendría con una plena vigencia a lo largo del siglo XIX en casi todos los aspectos sociales, hasta tal punto que moldearían conceptualmente el espectro político español.

    Los inicios de la segunda logia masónica en Aragón

    La fundación de la logia «Caballeros de la Noche» no queda datada directamente, sino que más bien se utiliza el año 1869 como una fecha aproximada, arrojada por los datos indirectos que se poseen de fallecimientos de algunos de sus miembros. La primera documentación directa que se conserva de la logia data de 1875.

  • Mujeres en el Gran Oriente de Francia

    La extraña historia de la mayor federación masónica adogmática y su relación con las mujeres.

    Si bien es cierto que desde su creación hasta el comienzo del siglo XXI, el Gran Oriente de Francia ha sido una federación de logias formada únicamente por hombres, también lo es que desde sus inicios ha buscado fórmulas para poder acercar la masonería a las mujeres. Con mayor o menor fortuna, lo reconocemos.

    Masonería de adopción

    En los siglos XVIII y XIX, el acceso de las mujeres a la masonería tomaba la forma de una tutela paternalista.

    No era, desde luego, una verdadera masonería emancipadora. Así, en 1775, el Gran Oriente reconoce formalmente la conocida como «Masonería de Adopción» y regula la organización de las logias de mujeres, para «rodearlas de suficientes garantías de moralidad» (sic).

  • Entrevista al masón – Compañero

    Continuando con las entrevistas personales a masones, en esta ocasión responde a las 33 preguntas propuestas un miembro del Triángulo Cierzo con el grado de Compañero masón.

    ¿Cuánto tiempo llevas en masonería?

    Un año y medio

    ¿Cuál es tu grado?

    Compañero

    ¿Qué es para ti la masonería?

    Una escuela de vida, en la que preguntas para buscar la respuesta.

  • mandil masón

    Entrevista al masón – Maestro

    Publicamos por primera vez en nuestro espacio una entrevista a un masón. En esta ocasión, un maestro del Triángulo Cierzo responde a 33 preguntas sobre su pertenencia a la masonería. Adoptamos este formato de Logia Mozart (Madrid), que nos lo han cedido amablemente.

    ¿Cuánto hace que eres masón?

    Casi 20 años

    ¿Cuál es tu grado?

    Maestro

    mandil masón

    ¿Qué es para ti la masonería?

  • Impresiones de iniciación

    La iniciación es sin duda la vivencia más impactante y especial que puede experimentar quien accede a la masonería. No en vano todo masón recuerda la suya con especial cariño, y resulta inevitable revivirla en cada nueva ceremonia de recepción de una persona profana que se inicia.

    Publicamos en esta ocasión fragmentos de la «Plancha de impresiones» de un Aprendiz recientemente iniciado en nuestra Logia. Se llama Plancha de impresiones al primer trabajo escrito que deben redactar quienes acaban de ser recibidos masones.

    En este trabajo debe plasmarse lo vivido durante la ceremonia de iniciación de un modo personal y completamente libre, pues será leída durante la primera reunión en la que participará el nuevo miembro. Y qué mejor modo de hacerlo que con la llegada al taller del que se aspira a formar parte…

    Llegué antes de hora a la cita, no podía esperar más, los nervios que tenía eran como cuando fui el primer día al colegio, la primera cita con mi pareja o el nacimiento de mi hijo. La espera fue larga, inquietante e interminable. En cuanto vi a quien es ahora mi  hermano, y me dijo: «¡acompáñame! ¿ha sido  larga la espera?» Sentí que ya empezaba todo y que no había vuelta atrás.