• Alto el fuego inmediato y protección de los civiles en la Franja de Gaza

    El Gran Oriente de Francia reafirma su declaración del 20 de noviembre de 2023 titulada «¡Alto el fuego!».

    Expresa su profunda conmoción por la muerte de civiles palestinos en Rafah el 27 de mayo, y su repulsa por tantos niños, mujeres y hombres muertos, heridos y hambrientos en la Franja de Gaza desde el comienzo del conflicto.

    En esta guerra, como en todas las guerras, tenemos el deber de considerar el sufrimiento de cada una de las víctimas por igual y sin condiciones.

    El Gran Oriente de Francia reafirma su exigencia de liberación inmediata de todos los rehenes en poder de Hamás. También Palestina debe ser liberada de esta organización terrorista islamista y de sus garras venenosas.

    En cuanto al Estado de Israel, una democracia moderna, debe respetar las resoluciones aprobadas por las Naciones Unidas y hacer todo lo que esté en su mano para proteger la integridad física de los civiles palestinos.

    Se ha derramado demasiada sangre. Las armas deben ser silenciadas inmediatamente para dar una oportunidad a las negociaciones diplomáticas de acuerdo con los principios del derecho internacional y el multilateralismo.

    Es este espíritu de justicia, de libertad humana, de búsqueda de la paz, de restablecimiento del orden internacional y de armonía entre los pueblos el que quienes formamos parte del Gran Oriente de Francia apoyamos a través de sus compromisos cotidianos, como con el llamamiento de la Fundación del Gran Oriente de Francia para acudir en ayuda de las víctimas civiles del conflicto en Oriente Próximo.

    Hay que apoyar el humanismo sincero, con la perspectiva ya urgente de una solución política que implique dos Estados reconocidos y respetados en su integridad.

    Del silencio de las armas surgirá la esperanza…

    En París, a 1 de junio de 2024

    Gran Oriente de Francia
  • Actuar por una Europa de las Libertades

    Declaración de las Obediencias Masónicas Europeas Liberales y Adogmáticas del 22 de abril de 2024 en Estrasburgo

    Frente al auge de los partidos populistas y extremistas, en particular de extrema derecha, y de sus proyectos antiliberales en numerosos países europeos, las Obediencias Masónicas Liberales y Adogmáticas deseamos expresar solemnemente nuestra preocupación y reafirmar en voz alta nuestra adhesión a una Europa democrática y social fundada en la Libertad, la Igualdad y la Fraternidad.

    En conferencias públicas abiertas en Cracovia, Madrid, París, Timisoara, etc., muchos ciudadanos se han reunido, invitados por los masones, y han hecho la misma constatación: el ideal europeo y sus fundamentos universalistas están en peligro. Amenazas a la libertad de conciencia, a la libertad del ser humano de controlar su propio cuerpo, al Estado de Derecho, a la emancipación de la escuela pública, a la independencia de la prensa… Estos mismos ciudadanos también están preocupados por el aumento de la xenofobia, el racismo y el antisemitismo, cada vez más abiertos.

    Reunidas en Estrasburgo, corazón palpitante de la democracia europea, advertimos de las amenazas y peligros que para una Europa democrática, progresista y social representan corrientes políticas que no ocultan su voluntad de poner en entredicho un edificio construido desde hace varias décadas al servicio de la paz, el derecho y la emancipación. Por ello, nos proponemos afirmar nuestro compromiso común, unido y sin concesiones, en defensa de una sociedad basada en la solidaridad, el humanismo y la fraternidad.

    Lista de firmantes :
    El Gran Oriente de Francia, el Gran Oriente de Bélgica, la Federación Francesa de la Orden Masónica Mixta Internacional «le Droit Humain», la Orden Masónica Internacional Delphi (Grecia), la Gran Logia Femenina de Francia, el Gran Oriente de Luxemburgo, la Gran Logia Femenina de Memphis Misraïm, la Gran Logia Mixta Universal, la Gran Logia Mixta de Francia, la Gran Logia Regular Francesa, el Gran Oriente de Hungría, el Gran Oriente de Polonia, la Gran Logia Mixta Memphis Misraïm (Francia), la Gran Logia Femenina de España, el Gran Oriente de Rumanía, la Gran Logia Simbólica de España, la Grande Logia Liberal de Austria, la Gran Logia Simbólica de Portugal, la Gran Logia Femenina de Grecia, Gran Logia femenina de Bulgaria.

  • 8M – Los Derechos de la mujer: para toda la humanidad, todos los días.

    Hoy es 8M, el Día Internacional de los Derechos de la Mujer.

    Si bien es importante que los masones del Gran Oriente de Francia celebren este día y rindan un homenaje especial a la otra mitad de la humanidad, es igualmente importante que hagan de cada día el Día Internacional de los Derechos de la Mujer, que hagan de cada día el día de la humanidad en su totalidad. Porque aunque la humanidad a veces triunfa, a menudo debe resistir y además sufre.

    8M

    En numerosos lugares la humanidad es maltratada, abrumada, humillada, encadenada y aniquilada. Y de esta humanidad encadenada, las mujeres, por desgracia, desempeñan un papel predominante, y su martirologio es un pergamino interminable escrito con letras de infamia: mujeres emparedadas en Afganistán, mujeres torturadas y asesinadas en Irán… y en todas partes del mundo mujeres dominadas, mujeres humilladas, mujeres golpeadas, mujeres violadas, mujeres asesinadas; es un thriller diario e ininterrumpido.

    Por eso, el 4 de marzo de 2024, día en que los diputados franceses reunidos en el Congreso votaron la constitucionalización del derecho al aborto, pasará a la historia como un hito importante en la emancipación del ser humano y en la condición de la mujer. Hubo muchas pioneras, de Lisístrata a Safo, de Émilie du Châtelet a Olympe de Gouges, de Virginia Woolf, que en dos obras resonantes exigió «una habitación propia» y celebró la grandeza de las tareas domésticas siempre que se compartieran a partes iguales, a Gisèle Halimi y las dos Simones, Veil y Weil.

    Este movimiento de emancipación 8M es imposible de parar; es irreversible y universal, a pesar de los ayatolás, los mulás, los talibanes, los hipócritas misóginos y reaccionarios, los falócratas más odiosos y demás defensores de patriarcados retrógrados.

    Por eso, para el Gran Oriente de Francia, todos los días son 8 de marzo. Todos los días son el Día Internacional de los Derechos de la Mujer. Todos los días son el Día Internacional de la Humanidad.

    Así pues, nos corresponde a nosotros, francmasones del Gran Oriente de Francia, en nuestras logias y fuera de nuestros talleres, perpetuar esta admirable tradición, seguir tejiendo la gran tela de una humanidad pacífica y solidaria.

    Guillaume TRICHARD
    Gran Maestre del Gran Oriente de Francia

    Traducido del comunicado oficial

  • Guilleaume Trichard

    Guillaume Trichard, nuevo Gran Maestro del Gran Oriente de Francia

    (Comunicado publicado por el GODF. Versión original en francés aquí)

    En el 158º Convento del Gran Oriente de Francia, celebrado en Lille, el Consejo de la Orden ha designado al nuevo Gran Maestro. Guillaume Trichard ha sido elegido en la 1ª votación.

    Guillaume Trichard sucede a Georges Serignac, que desde enero de 2021 ha presidido la primera Obediencia francesa y europea, fundada en 1728.

    Rindiendo homenaje a su predecesor, el nuevo Gran Maestro ha declarado que en este año del 250 aniversario del nombre de la Obediencia, desea «trabajar duro para difundir los valores y principios de la Francmasonería liberal y adogmática».

    Ha concluido su discurso diciendo: «Los francmasones y francmasonas del Gran Oriente de Francia tienen ahora una responsabilidad histórica, la de contribuir a reparar nuestra República para que sus respetables principios sean respetados en todas partes, para que la República universal y fraternal no sea ya una promesa sino una realidad, para que el advenimiento de una humanidad mejor y más ilustrada no sea sólo una evocación en nuestros templos, para que la extrema derecha no acceda nunca más al poder y permanezca donde le corresponde, en las páginas oscuras de los libros de historia.»

    Guillaume Trichard, de 47 años, diplomado por el Instituto Mines Telecom Business School y titulado Master 2 Ejecutivo en Gestión de Recursos Humanos y Relaciones Laborales por el CIFFOP, Universidad de Paris II Panthéon-Assas, ha desarrollado toda su carrera profesional en grandes grupos industriales, donde ha ocupado, entre otros cargos, el de Director de Marketing.
    Hasta su elección al frente de la Obediencia, Guillaume Trichard era Secretario General Adjunto de la UNSA (Union Nationale des Syndicats Autonomes), encargado del sector jurídico nacional, de la transformación ecológica y las transiciones tecnológicas, y de la Responsabilidad Social de las Empresas.

    Su trayectoria como sindicalista y sus importantes responsabilidades nacionales le convierten en un experto en cuestiones económicas y sociales, y más ampliamente en todos los temas relacionados con el ámbito de la justicia social.

    Guillaume Trichard se inició a los 23 años en una logia de L’Hay-les-Roses en 1999.

    Lille, 25 de agosto de 2023

  • Nuevo Venerable de Unión Sincera del Cierzo

    El pasado sábado 1 de julio tuvo lugar la elección del nuevo Venerable Maestro de la logia Unión Sincera del Cierzo para el próximo curso 2023/24. El elegido para detentar la veneratura ha sido Emilio Anadón, quien será instalado en el puesto durante la primera tenida del próximo curso, a principios de septiembre. Además de esta elección, también se han renovado el Colegio de los oficiales que desempeñarán funciones dentro de la logia, así como los delegados a las instancias regionales y federales.

    Anadon, nuevo venerable de la Unión Sincera del Cierzo
    Emilio Anadón

    Anadón (Zaragoza, 1961), protesista dental de profesión. Maestro fundador de la logia Unión Sincera del Cierzo y miembro del precedente Triángulo Cierzo, es francmasón desde 1996. Muy vinculado al aragonesismo, su actividad política, sindical y social es conocida en las comarcas zaragozanas, especialmente en Zaragoza y las Cinco villas. Precisamente en esta comarca está ambientada su primera novela, Miel Amarga.

    La democracia, seña de identidad

    La democracia interna es uno de los elementos más característicos del Gran Oriente de Francia. Todas las instancias de gobierno, tanto a nivel local como federal, se renuevan anualmente, con mandatos nunca superiores a tres años. De hecho, el GOdF fue la primera entidad masónica en el mundo que instauró la renovación de sus cargos. Esta medida se aplicó principalmente a los cargos de Venerable Maestro y Gran Maestro, que hasta entonces habían sido vitalicios.

    Al acto de elección asistió el «Consejero de la Orden» José Moreira. En su interención destacó la necesidad de dar a conocer a la sociedad tanto los valores como las formas particulares de la francmasonería. Esta visibilización debe servir para desterrar definitivamente los clichés falsarios e interesados, que los regímenes totalitarios han inventado con el fin de desprestigiar esta institución.

    Muy al contrario, la francmasonería se define como defensora y divulgadora de los valores humanistas de respeto a la diferencia, fraternidad y justicia social, los cuales se encuentran en peligro ante el avance de la extrema derecha.

  • Día Internacional de los Derechos de la Mujer


    Los seres humanos nacen «libres e iguales en la ley», dice la Declaración de los Derechos Humanos y el Ciudadano de 1789.

    Sin embargo, en demasiados países hoy, la diferencia de género es un factor de diferencia en derechos.
    El Gran Oriente de Francia, desde sus orígenes, ha actuado por la igualdad de derechos, la libertad de conciencia y el respeto a la dignidad humana, principios elementales de la filosofía humanista y universalista de las luces, de donde nació la idea republicana.
    El Gran Oriente de Francia se une vigorosamente, hoy 8 de marzo, en la celebración del Día Internacional de los Derechos de la Mujer.

    En demasiados países, las mujeres sufren una discriminación intolerable, privadas de educación y de las libertades más fundamentales, y están protegidas por los patriarcas más arcaicos. En el ejemplo del coraje de las mujeres afganas e iraníes, martirizadas y violadas por abyectos poderes totalitarios, la lucha esencial por la emancipación y la igualdad de la mujer es universal.

    El Gran Oriente de Francia lo perseguirá sin reservas, sin compromiso y sin ceder, a su medida, decidido y decidido.

    A 8 de marzo de 2023

    Gran Oriente de Francia
  • Seísmos en Turquía y Siria

    Tras el devastador doble terremoto que sacudió el lunes el sur de Turquía y el noroeste de Siria, el Gran Oriente de Francia desea expresar sus condolencias a las familias de las víctimas y su solidaridad con todos los heridos y afectados.


    Escuelas, hospitales e instalaciones médicas y educativas han resultado dañadas o destruidas por los seísmos, lo que repercutirá en los niños de una región en la que los conflictos ya les someten a una de las situaciones humanitarias más complejas del mundo.


    Consciente de que, en estas horas trágicas, la cadena de unión que une por la fraternidad a hombres y mujeres de todo el mundo debe ponerse a prueba cuando las circunstancias lo exigen, el Gran Oriente de Francia hace un llamamiento a las Hermanas y Hermanos de la Obediencia para que se movilicen material, humana y financieramente a fin de hacer realidad esta solidaridad para todos, y en particular para los más desfavorecidos.


    En París, el 14 de febrero de 2023

    Gran Oriente de Francia
  • Nace en Zaragoza la primera logia masónica de Aragón del GODF

    La masonería aragonesa ha escrito este sábado un nuevo capítulo a su dilatada historia de más de dos siglos con la constitución de la logia «Unión Sincera del Cierzo», la primera existente en la Comunidad Autónoma federada al Gran Oriente de Francia (GODF). Esta federación de logias es la institución masónica más antigua de Europa, con más de 250 años de trayectoria ininterrumpida.

    El Encendido de luces, como se denomina en terminología masónica el alumbramiento de una nueva logia, ha tenido lugar en una ceremonia privada, poco después de realizar una ofrenda floral al insigne científico, político y masón altoaragonés Ramón y Cajal, en el busto recientemente instaurado en el paseo de la Gran Vía número 1. Hasta allí se han acercado alrededor de un centenar de masones procedentes de destacadas logias de varios puntos de España y Francia, entre otras Madrid, Valencia, Sevilla, Toulousse, Pau, Nantes… que lo han celebrado posteriormente, ya a puerta cerrada.

    Este hecho que supone un salto cuantitativo y cualitativo para la masonería adogmática regular en Aragón. Hasta la fecha, y desde hace varios años, el grupo de masones pertenecientes al GODF llevabamos a cabo su actividad bajo la denominación de Triángulo Cierzo. El crecimiento experimentado en los últimos años con nuevas incorporaciones ha permitido adquirir la condición de logia. 

    Unión Sincera

    La elección del nombre de «Unión Sincera del Cierzo» implica un reconocimiento a los primeros masones que crearon el 7 de enero de 1813 la primera logia aragonesa, en Zaragoza. Aquella se llamaba la logia «San Juan de la Unión Sincera» y también estuvo adscrita al Gran Oriente de Francia. Es por ello que la creación de la nueva logia zaragozana se enmarca en un acto de simbolismo e historia de la masonería.

    Para el Venerable Maestro de la logia Unión Sincera del Cierzo, el paso que se ha dado este sábado supone “la feliz culminación de un proceso ilusionante, en el que hemos trabajado en los últimos 6 años”. Además, destaca la alegría que ha supuesto el alumbramiento de la primera logia en Aragón del GODF, como demuestra la presencia de masones y masonas de las principales logias de España y numerosos miembros que se han desplazado desde varios puntos de Francia, así como la presencia de representantes de varias instancias federales.

    Valores para Aragón

    José Moreira, uno de los fundadores de la logia y miembro del Consejo de la Orden, el máximo órgano ejecutivo de la federación, destacaba el trabajo «de los masones aragoneses que hoy dan un paso adelante en la implicación del Gran Oriente de Francia con España». Para el Consejero de la Orden, el GODF «quiere trabajar en tierras aragonesas por nuestros valores de libertad, igualdad, fraternidad y laicidad». 

    Por su parte, Audrey Desplanques, consejera que ha presidido el acto y secretaria de asuntos exteriores de la federación,   elogiaba el trabajo realizado desde Zaragoza en los últimos años por el triángulo Cierzo y consideraba «muy importante» la apertura de esta logia «porque supone que nuestros valores se pueden desarrollar en Aragón». «Es importante porque habla del compromiso de los hermanos y hermanas de la zona con nuestros valores: la libertad absoluta de conciencia, igualdad, fraternidad, libertad, la laicidad y por supuesto luchar contra los extremistas, la intolerancia y las injusticias en el mundo y en favor de la condición humana y animal». 

    La nueva logia está integrada por unos 20 miembros. Su objetivo es, en palabras de su Venerable Maestro «ofrecer a la ciudad de Zaragoza un espacio de encuentro y reflexión, con el respeto a la diversidad como principal premisa».

    Ofrenda floral a Ramón y Cajal 

    La ofrenda floral celebrada dos horas antes ha permitido visibilizar a la masonería, una escuela de índole intelectual, espiritual y moral que busca el desarrollo de las personas para la mejora de la humanidad. Así ha llamado la atención de muchos peatones la presencia de en torno a un centenar de masones con sus trajes negros y sus decoraciones. 

    En la ofrenda floral celebrada se ha glosado la figura de Ramón y Cajal como “un trabajador incansable y un masón ejemplar” y se ha incidido en «su compromiso con la ciencia y con el progreso social de España». 

    Se trata del segundo acto público realizado por Cierzo, ya que cabe recordar que el pasado 11 de junio tuvo lugar una Tenida Blanca en un céntrico hotel de la ciudad, una conferencia abierta al público en la que se abordó la utilidad la de la masonería en la vida cotidiana.

    La masonería especulativa es una entidad que trabaja desde sus orígenes por el desarrollo de la sociedad bajo los principios de la  libertad, igualdad y fraternidad. Tales propósitos son posibles mediante el fomento del pensamiento crítico, la razón y la solidaridad basadas en el respeto mútuo. Para ello utiliza símbolos de la albañilería, un ritual propio y el intercambio de ideas como principales herramientas para lograr estos objetivos. 

  • Sobre las mujeres iraníes

    El Gran Oriente de Francia expresa su admiración por su valor y su apoyo a su acción a las mujeres iraníes.

    Masha Amini tenía 22 años y Nika Shakarami 17.
    Como ellas, demasiadas mujeres iraníes han dado su vida por su libertad, víctimas de su lucha por el simple y legítimo derecho a la igualdad.
    Lloremos por ellas para siempre. Seamos dignos de su valor. No las olvidemos.

    La teocracia iraní es una dictadura religiosa islámica que, con el pretexto de la religión, encierra y mata a quienes no se someten a su tiranía, hoy incluso por un mechón de pelo que sobresalga.

    Una dictadura cuyo primer y más infame símbolo es la insoportable y arcaica segregación sexual impuesta a las mujeres. Pero más allá de eso, encarcela y condena a muerte a hombres y mujeres por sus opciones espirituales, filosóficas o políticas, su orientación sexual, su forma de vida, cuando no se ajustan a las normas dogmáticas de un fundamentalismo islámico totalitario.

    La lucha por la libertad, la igualdad y la fraternidad es universal.

    Masha Amini tenía 22 años y Nika Shakarami 17.
    Lloremos por ellas para siempre. Seamos dignas de su valor. No las olvidemos.

    En París, a 5 de octubre de 2022

    Gran Oriente de Francia
  • Carta Abierta a los miembros de Gran Oriente

    Cuando nuestra Convención de 2022 llegó a su fin el sábado, todos los presentes en nuestra Asamblea pudieron sentir el vínculo que nos unió durante la semana pasada.

    Gran Oriente de Francia
    Gran Oriente de Francia

    Un vínculo extraño y profundo entre mujeres y hombres que comparten un ideal de libertad, justicia y solidaridad y que tienen la voluntad común de construir una sociedad en la que la emancipación y la realización personal permitan adquirir una ciudadanía plena y completa. Esta ciudadanía es la base intangible de una verdadera República, indivisible, laica, democrática y social.

    Desde sus orígenes, hace tres siglos, el Gran Oriente, la primera Obediencia continental nacida de la filosofía de la Ilustración y del Humanismo del Renacimiento, ha acompañado activamente la historia de nuestro país a lo largo de su evolución, y ha participado en la construcción de la República.

    Esta es nuestra responsabilidad en nuestra época, en la que la aceleración del progreso tecnológico parece incontrolable y parece superar a la humanidad, haciéndola retroceder filosófica y espiritualmente, y en la que el pensamiento mágico y la superstición florecen en detrimento de la razón.

    Esta es nuestra responsabilidad en un momento en que nuestras democracias son cada vez más frágiles, con un aumento de la intolerancia, un incremento de la demagogia y una retórica y tentaciones autoritarias.

    Esta es nuestra responsabilidad en un momento en el que una nueva geopolítica mundial está provocando un aumento de los conflictos bélicos, el más reciente de los cuales está matando a miles de personas a nuestras puertas, en Ucrania.

    Hace unas semanas, en Nueva York, un fanático islámista cometió un atentado contra Salman Rushdie, siguiendo una fatwa emitida por el ayatolá Jomeini en 1989 contra un libro considerado blasfemo. La obstinación totalitaria de los oscurantistas religiosos nos recuerda que la libertad de conciencia y la libertad de expresión nunca son definitivas.

    Vivimos lo que Gramsci describió: «El viejo mundo está muriendo, el nuevo mundo tarda en aparecer, y en este claroscuro surgen los monstruos.» Lejos de disiparse, este claroscuro crece año tras año, sin contorno ni perspectiva, como si la modernidad, convertida en «sobremodernidad», fuera su propia víctima, pareciendo engullirse poco a poco, con los brazos levantados y mirando a un cielo de caos.
    «La resignación es un suicidio cotidiano» decía Balzac. ¿Cómo podemos nosotros, masones del Gran Oriente de Francia, más allá de la indignación, no trabajar incansablemente para luchar contra estas abominaciones?

    La Masonería laica, liberal y progresista en general, y el Gran Oriente de Francia en particular, pueden ser uno de los puntos sólidos del futuro, donde la conjunción del corazón y la mente, el ejercicio de la razón, la primacía de la libertad de conciencia, la filosofía del altruismo y la solidaridad, formen un dique impenetrable contra las tormentas tumultuosas que están barriendo el mundo.

    Ante la complejidad de los problemas, la gravedad de las circunstancias, la dureza de la realidad inflexible, debemos abordar los numerosos proyectos que tenemos por delante con paciencia, lucidez y humildad; pero también con ganas de trabajar. La determinación de los constructores de las primeras piedras de las más grandes catedrales no se vio mermada por la imposibilidad de contemplar su obra, que no se completaría hasta varios siglos después. A su imagen, construyamos nuestro edificio piedra a piedra para que otros puedan experimentar su finalización.

    Para ello, actuemos para que el Gran Oriente de Francia siga siendo el laboratorio de ideas y la fuerza de progreso que ha sido durante tres siglos. Esforcémonos por mantener todo lo que establece su naturaleza singular, sus pilares iniciáticos y filosóficos, así como sus principios organizativos. Cuidemos de mantener su organización horizontal, de respetar su democracia interna basada en la legitimidad electoral a todos los niveles y de preservar la libertad y la soberanía de las logias.

    Garanticemos también la salvaguarda sin concesiones de nuestros principios éticos, que son la identidad del Gran Oriente de Francia. Nuestro Reglamento General nos prohíbe explícitamente la más mínima connivencia, colusión o aprobación con grupos, partidos, asociaciones y personas cuyas acciones o discursos contengan fermentos de exclusión, racismo, antisemitismo o xenofobia. Cualquier debilidad en este sentido sería un error fatal para el Gran Oriente de Francia.

    Hay que añadir nuevas vías de reflexión al fortalecimiento de los pilares intangibles que han sostenido a la Orden durante tres siglos, a la preservación de sus grandes principios de altruismo, laicidad y solidaridad y a la salvaguarda de sus características esenciales. Deseamos continuar las reflexiones propuestas a las logias en los dos últimos años sobre algunos temas: los derechos y las condiciones de las mujeres y los niños, la atención a los discapacitados en nuestra sociedad, la asistencia a los migrantes y la nueva precariedad de la juventud.

    Este año, queremos añadir a las reflexiones de las Logias sobre la crisis ecológica que está destruyendo nuestro planeta, un trabajo sobre la necesidad de reconsiderar la condición animal, sobre el reconocimiento de la vulnerabilidad y el sufrimiento de los animales. Más allá de la empatía y la compasión, esta labor forma parte de nuestra filosofía de altruismo y atención a los más débiles, la base de nuestro ideal.

    En cuanto a la comunicación, un proyecto de gran envergadura, a pesar de las inevitables individualidades que, con sus inaceptables comportamientos de todo tipo, se confunden desgraciadamente con la inmensa mayoría honesta de nuestros miembros, no estamos condenados a perder definitivamente la batalla de la imagen, que es tan importante. ¿Por qué hace tanto tiempo que no nos explicamos con más claridad, cuando sólo un conocimiento adecuado de la masonería puede barrer las fantasías y las tonterías? El esclarecimiento de la verdadera naturaleza de la Masonería, la expresión más exacta de su filosofía y su moral, y la generosidad de su proyecto social, representan probablemente uno de nuestros deberes más urgentes.

    En un momento en el que la confusión y el desorden desdibujan el entendimiento y la razón, corresponde a todos y cada uno de nosotros comprometernos y trabajar con valor y discernimiento, para dar fuerza y vigor a nuestra Obediencia al servicio de nuestro ideal.

    Hacer todo lo posible para difundir nuestros valores y luchar sin descanso para que el Estado de Derecho, indivisible, laico, democrático y social, no se deconstruya poco a poco en beneficio de otro modelo de sociedad, comunitarizada y segmentada, hecha de yuxtaposiciones con diferencias de origen, de culturas, de religiones, de géneros, coexistiendo unos junto a otros en lugar de estar unidos por una visión común que vaya más allá de la pertenencia, en una igualdad real de derechos y una verdadera fraternidad de corazón y de espíritu

    Así es como el Gran Oriente de Francia podrá continuar la gran obra alquímica de aquellos que, hace tres siglos, concibieron la improbable combinación de una Orden iniciática, una filosofía humanista y una sociabilidad fraternal, una gran obra que llamaron la República Universal.

    Georges Serignac
    Gran Maestro del Gran Oriente de Francia

    En París, a 2 de septiembre de 2022