General,  Miscelanea

El simbolismo masónico en la Plaza de Europa de Zaragoza (1)

La Plaza de Europa en Zaragoza es uno de los lugares que reúne más símbolos relacionados con la masonería en Aragón. Aquí los explicamos.

Cuenta la leyenda que los tentáculos de la masonería lo abarcan todo. Los nombres de grandes políticos, personajes ilustres e incluso monarcas, suenan entre los miembros de nuestras logias, se nos acusa de dominar la política de los estados a nuestro antojo y de ostentar las más altas posiciones en los lobbies de poder en la sombra. En Estados Unidos, país fundado por Francmasones, – esta vez ya, sin lugar a dudas y alejándonos de todas las leyendas urbanas sobre la Francmasonería – podemos reconocer muchos símbolos que se ubican desde en los billetes de sus dólares hasta en los monumentos que representan a la nación en su capital, Washington D.C. 

La masonería utiliza los símbolos, entre otras cosas, tanto para que sus miembros podamos identificarnos como para estudiar su significado metafórico y aplicarlo a nuestro desarrollo personal «pulir la piedra bruta» como le llamamos. En otros países donde la llegada de las nuevas democracias no fue tan tardía como en España es normal incluso ver el mítico símbolo de la escuadra y el compás en la cabecera de las puertas de las sedes de las diferentes Logias y Federaciones. 

Sin embargo, en nuestro país es algo muy infrecuente. La represión durante la dictadura franquista hacia nuestra sociedad y el extenso poder del catolicismo, cuya doctrina se puede decir que en muchos dogmas es prácticamente antagónica a la que pretende suscitar la masonería, puede que hayan sido los culpables de que la parafernalia masónica sea un tema tabú en nuestro territorio. 

Aun así, los ojos bien entrenados aún es posible que descubran en nuestra modesta capital del Ebro monumentos y obras civiles que de manera muy oculta muestran algunos de esos símbolos tan escondidos. Tal vez para no ser victimas del señalamiento social y de la persecución o quizá como una manera de demostrar su presencia unicamente a correligionarios entendidos en lugares donde no se esperaba que pudieran estar.

LA PLAZA

Esta plaza se construyó en 1987, cuando concluidas las obras del puente de la Almozara se decidió urbanizar el área situada en el acceso al puente. Oficialmente, el monumento de la plaza Europa hace alusión a los doce miembros que componían la Unión Europea en el momento de su construcción: doce farolas en torno al obelisco como Axis Mundi, con sus cuatro aristas orientadas a los correspondientes puntos cardinales.

El obelisco

Este obelisco, inspirado en los del antiguo Egipto, mide 33 metros de altura a los que se añaden 2,5 de pedestal y está fabricado en mármol y hormigón. La figura del obelisco es muy importante en masonería, tratando de emular la grandiosidad de los egipcios, como el obelisco de mármol blanco erigido en Washington D.C. uno de los más emblemáticos por su altura de 170 m. Este símbolo es un pilar que sujeta el mundo, al mismo tiempo que es una representación de la relación con la divinidad, con el vértice apuntando al cielo. Los pilares son símbolos de gran valor; el iniciado de la antigüedad veía en el obelisco el verdadero espíritu del dios al que adoraba. 

obelisco plaza europa
El obelisco de 33 metros preside la plaza.

Curiosamente, como decimos, el obelisco de la plaza Europa de Zaragoza tiene 33 metros, y su base de 2,5 metros está dividida en tres pisos, con lo que son tres peldaños los que separan el suelo del obelisco. Incluso en la sabiduría popular es conocido que el Rito Escocés Antiguo y Aceptado consta de 33 grados. El número tres es muy significativo en la masonería. Por ejemplo, en el templo masónico hay justamente tres peldaños para acceder al Oriente.

Orientación

La orientación de esta construcción también resulta muy relevante, las aspas de la cruz central – que claramente parece el símbolo de los templarios – están orientadas hacia los cuatro puntos cardinales. Y además, los jardines adyacentes que indican hacia estas cuatro direcciones son triángulos. El triángulo dentro del mundo de la masonería tiene múltiples significados e interpretaciones, pues es un símbolo también presente desde la antigüedad en muchas religiones.

Un detalle muy destacable en todo este entorno que nos ocupa es que el resto de la construcción se extiende hacia el oeste – hacia la Almozara – , en otros términos que utilizamos más los masones: hacia occidente. De manera que el resto de  jardines, placetas y monumentos que acompañan a la plaza central «miran» hacia el oriente (se orientan), donde como hemos visto se ubica el obelisco como construcción principal. Igual que sucede en el templo masónico, cuyo foco principal de atención es el oriente – por donde sale el sol, de donde viene la luz – separado del resto de la Logia, que es occidente. 

mapa plaza europa zaragoza
Plano de orientación de la Plaza Europa

Para rizar más el rizo, podemos decir que si trazamos una línea recta desde la zona de jardines mencionada, enlazando con el obelisco y estiramos esa línea poco más de un kilómetro, es decir, yéndonos todavía más hacia el oriente, ¿qué nos encontramos? la cúpula de la Basílica del Pilar. La cúpula también tiene un gran significado en el mundo masónico, hace una referencia «cósmica», es una relación entre el «macrocosmos» y el «microcosmos», es decir, que se refiere a la vez al mundo y al hombre, y a la divinidad que esté está predispuesto a alcanzar. Un ejemplo muy significativo es la cúpula del Capitolio, también en Washington D.C. 

Otros ornamentos 

Veamos los símbolos que ocultan los ornamentos más pequeños y los detalles de esta fantástica plaza:

El suelo de la plaza central, donde se sitúa el obelisco, y de las cuatro pequeñas plazas triangulares que señalan los cuatro puntos cardinales tienen unas estrellas marcadas en el suelo, las cuales tienen 12 puntas, y los colores… si no blanco y negro al menos claro y oscuro. La estrella de doce puntas representa el tiempo vivido en armonía y el símbolo de la estrella, por si misma, la luz, la verdad, la fortaleza espiritual y la esperanza. 

La yuxtaposición de los colores blanco y oscuro representa la dualidad, la luz y las tinieblas, el día y la noche, y por consiguiente, todos los pares de opuestos o de complementarios. Este termino abarca muchos aspectos que nos darían para un nuevo y minucioso examen. Hay que saber que en todos los templos masónicos se extiende en su centro, como mínimo, un tapiz, dibujo o embaldosado de «cuadros de ajedrez» en estos colores. 

Números

Farola-estrella.

Por otro lado, encontramos también las cuatro farolas grandes situadas en el interior de los triángulos que señalan hacia los puntos cardinales, y las doce farolas en circulo alrededor del obelisco. En ambos casos en su luminaria se aprecia una estructura compuesta por seis triángulos que dibujan claramente un Merkaba. Este símbolo hebreo simboliza de forma general el flujo de energía y los campos de energía que rodean al cuerpo humano.

Encontramos también el número doce. El doce es el numero que representa la totalidad de las partes de una unidad, ya sea esta un ciclo temporal, una medida espacial o una unidad de conciencia. Doce son los signos del zodiaco y doce los planetas; doce los dioses principales de la mitología griega, doce los meses del año; las tribus de Israel, los apóstoles de Cristo y también doce las piedras preciosas descritas en el apocalipsis como los fundamentos de la ciudad celestial (la «Nueva Jerusalén»). Así como 12 son los trabajos de Hércules o las 12 letras sencillas del Alfabeto Hebraico y de todas las lenguas madres antiguas.

Y también aparece el cuatro – las farolas grandes–: número terrenal y el símbolo del orden y del dominio; son las luces más grandes. En cuanto a estas cuatro farolas grandes, la creencia más antigua dice que el mundo fue creado a partir de la nada los cuatro elementos básicos, de los que surgiría el resto de la creación. Por lo tanto, todo lo que existe en este mundo es una mezcla de fuego, tierra, aire y agua. Los cuatro elementos poseen una gran importancia en la masonería. 

Continuará…

Deja tu comentario