• Christophe Habas, en el recuerdo

    Hace unos días conocimos el fallecimiento de Christophe Habas, que fue Gran Maestro del Gran Oriente entre 2016 y 2018. Murió el pasado 31 de mayo después de una larga enfermedad.

    Habas Christophe masoneria
    Habas en la sede del Gran Oriente

    Habas tenía 55 años y era un reconocido médico especialista en neuro-radiografía. Jefe del servicio de neuroimagen en el hospital des Quinze-Vingt de Paris y profesor asociado de la universidad de Versailles Saint-Quentin-en-Yvelines. En 2021 recibió el premio de la Academia francesa de medicina por sus trabajos sobre análisis en imagen por resonancia magnética de la estructura y funcionamiento del cerebelo.

    Masón desde 1993, su etapa como Gran Maestro fue breve —solamente un año—, aunque ocupó puestos de responsabilidad dentro del ejecutivo de la federación durante seis años en dos etapas diferenciadas. Como curiosidad, el 300 aniversario del inicio de la masonería especulativa tuvo lugar durante su periodo al frente del GODF.

    Un intelectual transhumanista

    Reconocido defensor de la corriente transhumanista, su perfil eminentemente intelectual puso el foco en el intercambio de ideas y el desarrollo social. En este sentido, impulsó la apertura de la masonería a a la sociedad mediante la realización de ciclos de conferencias, mesas redondas, programas de radio, etc. Muestra de ello fue su participación en los actos organizados por la logia Constante Alona en Alicante durante el final de su etapa como Gran Maestro.

    El actual Gran Maestro, Georges Serignac, ha manifestado: «el GODF pierde a uno de sus miembros más eminentes y lloramos a un amigo. Más allá de las numerosas funciones electivas que ocupó, su afectuosidad, su compromiso y su fidelidad a nuestra federación jamás desfallecieron. Ya echamos de menos su inteligencia, su humanismo y su fraternidad».

    Sin duda, quienes formamos el Gran Oriente de Francia perdemos a uno de los mayores referentes de los últimos tiempos.
     

  • Solidaridad con Ucrania

    Comunicado interobediencial

    Las Obediencias Masónicas firmantes de este comunicado condenan en los términos más enérgicos la guerra desatada por Rusia en Ucrania.

    La invasión por parte de Rusia de un Estado soberano, en violación de los principios de la Carta de las Naciones Unidas, es el acontecimiento más grave ocurrido en Europa desde la Segunda Guerra Mundial. Pone en peligro nuestro continente y, yendo más allá, el mundo.

    Es una clara violación de los principios y valores que defendemos los masones.

    La agresión rusa contra Ucrania ya ha costado demasiadas vidas y ha causado un terrible sufrimiento. Expone a millones de personas de Ucrania y de otros países al riesgo de sufrir violencia sin sentido, desplazamientos y otras graves violaciones de los derechos humanos y del derecho internacional humanitario. La protección de las vidas humanas debe seguir siendo la máxima prioridad.

    Las armas deben callar para que el diálogo y la negociación puedan volver. Unámonos para exigir a Rusia el cese inmediato e incondicional de las hostilidades para que la diplomacia pueda desempeñar plenamente su papel en el restablecimiento de la paz, antes de que se produzcan las consecuencias más devastadoras para todo el continente.

    Los ilustres francmasones que nos han precedido, al trabajar incansablemente por la Paz, han allanado el camino para la resolución pacífica de los conflictos.

    La Unión Europea no puede permitir que sus principios y valores sean pisoteados a sus puertas sin reaccionar. Pedimos a todos los Estados miembros que muestren unidad y solidaridad con Ucrania y que acojan a las personas que huyen de los conflictos armados para ayudarles a proteger su dignidad, seguridad y derechos fundamentales.

    En estos días aciagos para la paz y la felicidad universales, nuestros pensamientos se dirigen hacia en la humanidad.

    En París, el 2 de marzo de 2022

    Federaciones firmantes:

    Gran Oriente de Francia
    Gran Logia de Francia
    Gran Logia Mixta Universal
    Gran Logia Mixta de Francia
    Gran Logia Femenina de Francia

    Federación Francesa del Derecho Humano
    Gran Logia Femenina de Memphis Misraïm
    Gran Logia de la Alianza Masónica Francesa
    Gran Logia Traicional y Simbólica Ópera
    Órden Iniciática y Tradicional del Arte Real

  • Ser GODF

    El Triángulo Cierzo forma parte del Gran Oriente de Francia, un colectivo con más de 50.000 miembros repartidos en más de 1300 logias en los cinco continentes.

    Más allá de las cifras, formar parte del Gran Oriente de Francia supone participar activamente en una federación de logias masónicas con un perfil concreto, fruto de los casi 250 años de existencia initerrumpida y de su afán en ser siempre vanguardia en el desarrollo de libertades individuales y progreso social.

    Un poco de historia

    La historia de la Francmasonería es tan rica como compleja. Aunque se toma como fecha de inicio el 24 de junio de 1717 con la reunión de 4 logias londinenses, parece ser que existía una protomasonería bien implantada ya en el naciente Reino Unido desde mediados del siglo XVII.

  • Democracia masónica

    En el anterior artículo comentábamos que hay una serie de implicaciones en su historia que hacen del Gran Oriente de Francia un referente indiscutible de la masonería a nivel mundial. En este artículo veremos la relación del GODF con la democracia.

    Valores democráticos

    Una de las primeras implicaciones tiene que ver con los valores que propugna, defiende y practica el GOdF. La tríada Libertad-Igualdad-Fraternidad sólo puede aplicarse desde la participación democrática.

    Como hemos visto, la organización del Gran Oriente de Francia se aleja mucho de la imagen del maestro de logia vitalicio, apoltronado en el cargo durante años y años sin que exista una renovación.

    Este cambio -revolucionario en su momento- fue posible gracias a la introducción de la más absoluta y estricta democracia en las logias.

  • Legado Ritual – Ser Gran Oriente de Francia

    Trataremos la cuestión ritual para finalizar esta serie de artículos (Parte 1Parte 2) sobre qué supone formar parte del Gran Oriente de Francia. Veamos la estrecha relación histórica de nuestra federación con algunos de los ritos más extendidos en la masonería alrededor del globo.

    Legado y continuación ritual

    El Gran Oriente de Francia es depositario y custodio de la más antigua tradición ritual conocida de la masonería especulativa. Esta afirmación puede resultar muy osada, pero sin entrar en detalles (que se pueden alargar hasta el infinito y provocar disputas eternas), podríamos resumir el periplo así:

    En 1717 cuatro logias de Londres decidieron unirse en la primigenia Gran Logia de Inglaterra. Todas ellas tenían unos usos rituales muy similares. En menos de una década, como hemos visto, algunos miembros de esta obediencia cruzaron el Canal de La Mancha y se establecieron en Francia, donde las logias que acabarían conformando el Gran Oriente de Francia han empleado esos rituales initerrumpidamente hasta hoy en día.

    Los masones antiguos, que llegaron después

    En la actualidad existe una gran diversidad de ritos masónicos, habitualmente ligados a determinadas sensibilidades simbólicas y de la perspectiva de qué deben implicar los trabajos masónicos.

  • Mujeres en el Gran Oriente de Francia

    La extraña historia de la mayor federación masónica adogmática y su relación con las mujeres.

    Si bien es cierto que desde su creación hasta el comienzo del siglo XXI, el Gran Oriente de Francia ha sido una federación de logias formada únicamente por hombres, también lo es que desde sus inicios ha buscado fórmulas para poder acercar la masonería a las mujeres. Con mayor o menor fortuna, lo reconocemos.

    Masonería de adopción

    En los siglos XVIII y XIX, el acceso de las mujeres a la masonería tomaba la forma de una tutela paternalista.

    No era, desde luego, una verdadera masonería emancipadora. Así, en 1775, el Gran Oriente reconoce formalmente la conocida como «Masonería de Adopción» y regula la organización de las logias de mujeres, para «rodearlas de suficientes garantías de moralidad» (sic).

  • El GODF se desentiende de CLIPSAS

    CLIPSAS
    CLIPSAS

    El Gran Oriente de Francia ha decidido en su asamblea general (Convent), que se está celebrando en Rouen, abandonar Clipsas en una votación con 1091 votos a favor y 91 en contra.

    Esta decisión refrenda una propuesta de la Junta federal (llamada Consejo de la Orden) incluida en el Libro Blanco sobre políticas internacionales.

  • Sobre la muerte de Vincent Lambert

    En los últimos días hemos asistido a la recta final de Vincent Lambert en su lucha por conseguir una muerte digna, tras más de una década tetraplégico y años de lucha judicial.

    El Gran Oriente de Francia, que ya se pronunció hace unas semanas sobre el derecho al fin de la vida de este hombre que ha encarnado esta cuestión en Francia, como hiciera en España -salvando las distancias circunstanciales, que no son pocas- Ramón Sampedro.